julio 18, 2024

Culiacán, Sin.- Las reformas expresadas en la Ley de Educación Superior son muy pertinentes y permitirán restablecer las adecuadas relaciones institucionales al interior de la Universidad Autónoma de Sinaloa, consideraron docentes en activo y jubilados al preguntarles su opinión sobre la consulta requerida para reformar la ley orgánica de la universidad.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Antonio Chávez Sevilla, quien es profesor de la Facultad de Derecho Culiacán y colaboró para estructurar una de las iniciativas de reforma a la ley orgánica que han sido presentadas ante el Congreso del Estado, enfatizó la importancia de poder elegir libremente a las autoridades universitarias, como se hizo a lo largo de muchas décadas, hasta antes de que Héctor Melesio Cuen Ojeda arribará a la Rectoria y cambiará este mecanismo.

“En esa iniciativa, nosotros estamos proponiendo entre otras cosas y como parte nodal de la misma, que a los alumnos y maestros se nos restituya el derecho de poder elegir a directores y rectores. Esa es la parte esencial de nuestra iniciativa, porque todos los males que existen en la universidad tienen su origen en esa inequidad, en esa relación injusta que existe entre quienes dirigen la universidad y quienes estamos del otro lado”, afirmó.

Al respecto, Vicente Hernández, docente jubilado de la Facultad de Derecho en la zona sur, señaló que hubo un período de institucionalidad durante los rectorados de Rubén Rocha, Jorge Luis Guevara, Gómer Monárrez, entre otros, hasta que llegó Cuen Ojeda y se apropió de las instituciones universitarias porque todo mundo sabe que los consejeros universitarios son palomeados por él y las juntas en los cuerpos académicos que califican a aspirantes a cargos de dirección, son un parapeto y una simulación, porque no definen realmente.

“Se debe devolver a la universidad su esencia sin la intromisión de partidos políticos. No es posible que estemos desgastándonos en una lucha de posiciones públicas en torno a la instrumentalización de un partido en la universidad y luego lo vayamos a sustituir por otro”, abundó.

Los docentes concluyeron señalando que el diseño de la Ley Orgánica que regirá a las instituciones universitarias debe contemplar este aspecto y garantizar que la vida universitaria se desarrolle sin limitaciones e intromisiones externas.

Culiacán, Sinaloa, a 14 de Marzo de 2023.- Las reformas expresadas en la Ley de Educación Superior son muy pertinentes y permitirán restablecer las adecuadas relaciones institucionales al interior de la Universidad Autónoma de Sinaloa, consideraron docentes en activo y jubilados al preguntarles su opinión sobre la consulta requerida para reformar la ley orgánica de la universidad.

Antonio Chávez Sevilla, quien es profesor de la Facultad de Derecho Culiacán y colaboró para estructurar una de las iniciativas de reforma a la ley orgánica que han sido presentadas ante el Congreso del Estado, enfatizó la importancia de poder elegir libremente a las autoridades universitarias, como se hizo a lo largo de muchas décadas, hasta antes de que Héctor Melesio Cuen Ojeda arribará a la Rectoria y cambiará este mecanismo.

“En esa iniciativa, nosotros estamos proponiendo entre otras cosas y como parte nodal de la misma, que a los alumnos y maestros se nos restituya el derecho de poder elegir a directores y rectores. Esa es la parte esencial de nuestra iniciativa, porque todos los males que existen en la universidad tienen su origen en esa inequidad, en esa relación injusta que existe entre quienes dirigen la universidad y quienes estamos del otro lado”, afirmó.

Al respecto, Vicente Hernández, docente jubilado de la Facultad de Derecho en la zona sur, señaló que hubo un período de institucionalidad durante los rectorados de Rubén Rocha, Jorge Luis Guevara, Gómer Monárrez, entre otros, hasta que llegó Cuen Ojeda y se apropió de las instituciones universitarias porque todo mundo sabe que los consejeros universitarios son palomeados por él y las juntas en los cuerpos académicos que califican a aspirantes a cargos de dirección, son un parapeto y una simulación, porque no definen realmente.

“Se debe devolver a la universidad su esencia sin la intromisión de partidos políticos. No es posible que estemos desgastándonos en una lucha de posiciones públicas en torno a la instrumentalización de un partido en la universidad y luego lo vayamos a sustituir por otro”, abundó.

Los docentes concluyeron señalando que el diseño de la Ley Orgánica que regirá a las instituciones universitarias debe contemplar este aspecto y garantizar que la vida universitaria se desarrolle sin limitaciones e intromisiones externas.