junio 14, 2024

Culiacán, Sin. -El Congreso del Estado de Sinaloa se convirtió en uno de los pocos poderes públicos locales en México en implementar un programa de activación física laboral para su personal al celebrar la primera pausa activa en el Salón Constituyentes de 1917.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Las y los participantes realizaron una divertida rutina de ejercicios moderados con movimientos sencillos y totalmente seguros que generaron un ambiente de relajación y alegría, y despertaron sonrisas y buen humor.

El diputado Feliciano Castro Meléndrez, presidente de la Junta de Coordinación Política, informó que el propósito de este programa es reactivar tanto física como espiritualmente a las y los trabajadores del Congreso de Sinaloa.

Este es un programa para promover tanto la actividad física como la salud integral y el espíritu en los empleados del Poder Legislativo local.

“Quienes aquí laboramos somos seres humanos con derecho a la salud y no solo de trabajo vive la gente, necesitamos hacer una actividad que nos mueva porque estar sentados después de cierta edad se traduce, entre otras cosas, en problemas de circulación”, comentó.

El diputado Feliciano Castro enfatizó que la participación en el programa de activación física en el ámbito laboral es voluntaria y se tiene previsto realizar pausas activas por determinado tiempo en cada área para quienes quieran incorporarse para generar un hábito saludable.

Anticipó que se tiene contemplado implementar también un programa de salud bucal y el fomento de círculos de lectura para hacer diagnósticos de salud y alimentar el alma a través de la filosofía.

Recordó que en Chametla se encontró una pieza arqueológica llamada “El Mitote” que ha generado reflexiones, ya que en la lengua española, precisó, se le conoce como tertulia a la tradición del pueblo de platicar y a través de los comentarios de las lecturas también se puede encontrar la plenitud espiritual.

El mensaje de bienvenida a los presentes corrió a cargo del Secretario General del Congreso, Ing. José Antonio Ríos Rojo, quien destacó, antes de la primera pausa activa, que el Congreso de Sinaloa se pronuncia a nivel local por impulsar programas de activación física para los trabajadores.

Al hacer un bosquejo general de la importancia de la activación física en el área laboral, el maestro Jaime Trapero Félix, licenciado en cultura física, apuntó que la obesidad y el sobrepeso condiciona a la población al riesgo de enfermedades que disminuyen su calidad de vida.

“Existe evidencia de que estas condiciones aumentan el riesgo de daño en lesiones laborales debido a las dificultades de movilidad, falta de reflejos y baja capacidad física”, mencionó al abordar también los riesgos disergonómicos derivados de la ausencia de una correcta ergonomía laboral.

Explicó que existe un cronograma de pausas para la implementación del programa de activación física en el que participarán los trabajadores de manera voluntaria, separados por áreas y en las primeras semanas se espera que los participantes irán adaptándose a esta dinámica.