julio 25, 2024

Culiacán, Sin. -La Alianza para el Desarrollo y Competitividad de las Empresas (ADECEM) acusó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de suplantar facultades de JAPAC, de autorizar demociliciones de edificio pero no autorizar construcción de nuevos, con lo que están afectando inversiones de torres médicas.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

El presidente del Patronato para la Revitalización de Centros Históricos, José Valenzuela García, quien es socio de ADECEM, lamentó también que el alcalde de Culiacán, Juan de Dios Gámez Mendivil, se siga negando a recibirles para hacer de su conocimiento esta problemática.

Incluso comentó que el área de desarrollo económico del Ayuntamiento de Culliacán se comunicó telefónicamente y les prometió tener una reunión de trabajo con el Instituto Municipal de Planeación y con la dirección de Obras Públicas, pero todo quedó en eso: una promesa.

José Valenzuela precisó que en la calle Miguel Hidalgo, donde se impulsa un “Corredor de la Salud”, consistente en ofertar ahí todo tipo de atención médica, ya se tiene el compromiso de inversionistas en darrollar dos torres médicas, de siete pisos cada una.

Para la construcción de una torre, agregó, el INAH entregó el permiso de demolición de un viejo hotel que operaba por la calle Miguel Hidalgo, en el tramo comprendido entre la calle Ramón Corona y Aquiles Serdán.

Paradógicamente, añadió, ahora el mismo INAH niega el permiso de construcción de esa torre médica, lo cual es un contrasentido.

Lo peor, dijo, es que recientemente el mismo INAH explica a través de medios de comunicación que no se puede autorizar la construcción de la torre médica porque se colapsarían las redes de agua potable y drenaje, lo cual compete a la JAPAC y no a ese instituto.

Además, dijo, ignora que en la calle Hidalgo se tiene capacidad sobrada en agua potable y drenaje para atender las demandas de las torres médicas proyectadas.

El presidente del Patronato para la Revitalizacaión de Centros Históricos lamentó que esta problemática pueda ahuyentar otros dos proyectos de torres médicas, en una de las cuales se ofrecerán todos los servicios que tengan que ver con la salud mental.