julio 25, 2024

Ecología, Oficialía Mayor, Protección Civil y Seguridad Pública implementan semanalmente distintos operativos para la regularización del ruido

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Mazatlán, Sin.- Dando respuesta y voz a las denuncias ciudadanas, el Gobierno de Mazatlán reúne a propietarios de distintos centros nocturnos, a fin de regular su funcionamiento, específicamente la contaminación acústica.

Al mes, la Dirección de Ecología y Medio Ambiente recibe aproximadamente 25 quejas por el tema de ruido, por ello, la Oficial Mayor, Verenice Oleta junto a la Directora de Ecología, Eunice Murúa Figueroa, sostuvieron una reunión con dueños y representantes de establecimientos nocturnos.

El llamado por parte de las funcionarias municipales fue a operar bajo las reglas permitidas que marca la Norma Oficial Mexicana NOM-081, que establece 65 decibeles (unidad de medida de la intensidad de un sonido) antes de las 22:00 horas, para después de ese horario mantener los 55 decibeles.

Verenice Oleta resaltó la importancia de encontrar un equilibrio para que las actividades comerciales y de diversión no afecten la vida cotidiana de los mazatlecos.

Por su parte, la Directora de Ecología informó que, de manera coordinada, Ecología, Oficialía Mayor, Protección Civil y Seguridad Pública implementan semanalmente distintos operativos para la regularización del ruido.

“Hicimos unos ejercicios en este fin de semana pasado en Centro Histórico, y hay una muy buena aceptación por parte de los quejosos, porque acudimos con nuestro personal, realizamos la medición, hicimos el exhorto, y el negocio sí le bajó al volumen, y los vecinos estaban muy agradecidos”.

Murúa Figueroa precisó que la petición del Alcalde Edgar González Zatarain, es coadyuvar tanto con la ciudadanía como con los empresarios, a fin de encontrar acuerdos, operar conforme a la normatividad, y que el ciudadano esté satisfecho, por lo que invitó a los representantes de dichos establecimientos a acercarse a la Dirección, para que, con el personal especializado, se regule toda actividad acústica.

“Pueden ecualizar de manera que no dañe al oído humano… les invitamos a que lo hagan, no queremos de ninguna manera limitar las actividades económicas, sabemos que son por el desarrollo y la economía de nuestra ciudad… debemos de buscar cómo continuar operando apegados a la normatividad”.