julio 20, 2024

CULIACÁN, Sin. -La reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) es ineludible y tendrá que hacerse porque es necesario se armonice con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) y la Ley General de Educación Superior (LGES).
Así lo afirmó el diputado Feliciano Castro Meléndrez, presidente de la Junta de Coordinación Política del H. Congreso del Estado de Sinaloa, al subrayar que toda legislación debe estar en armonía con la CPEUM y la Ley Orgánica de la UAS está obsoleta.
“Se hizo una reforma al artículo tercero constitucional y otras reformas a la propia Constitución que deben expresarse en la Ley Orgánica de la UAS”, explicó.
Recordó que a partir de 2018 se inició una transformación de la vida pública de México y por ende de los roles de las instituciones de educación pública. “A partir de esto se hace necesario reformar la Ley Orgánica de la UAS”, aseveró.
Señaló que la actual Ley Orgánica de la UAS fue aprobada en 2006 y solo tiene una reforma del 2013 que se hizo para asegurar la reelección del rector.
Sostuvo que hacer la reforma a la Ley Orgánica de la UAS le corresponde al Congreso del Estado de Sinaloa de acuerdo a lo que establece el artículo 43 fracción 2 de la Constitución Política de Sinaloa, para atender obligadamente lo que establecen el artículo tercero constitucional y la Ley General de Educación Superior.
“Los diputados tenemos en nuestras manos 36 iniciativas de universitarios y de los mismos legisladores”, comentó, al exponer que se propuso a la UAS presente su propia iniciativa para que sea parte del proceso de elaboración del dictamen que lleva a cabo la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología declarada en sesión permanente.
“La visión con la que se conduzca la universidad tiene que corresponder a las nuevas condiciones que hay en este país”, precisó al mencionar el modelo de la Nueva Escuela Mexicana en la educación superior.
Expuso que en una muestra de voluntad política el Congreso del Estado retiró el recurso de revisión de la sentencia de amparo concedida a la UAS en torno a cinco artículos de la Ley de Educación Superior del Estado de Sinaloa y a partir de ese momento no existe impedimento legal para avanzar hacia la reforma de la Ley Orgánica de la UAS.
Desde el pasado lunes 1 de julio el Congreso del Estado comunicó esta acción al Encargado del Despacho de Rectoría, Dr. Robespierre Lizárraga Otero, haciendo una invitación formal a la UAS para instalar una mesa de diálogo. Sin embargo, lamentó que ya pasaron ocho días y no han obtenido respuesta de la autoridad universitaria.
Feliciano Castro refrendó la invitación a un diálogo respetuoso. “Sentémonos a platicar, no veo ningún inconveniente, en todo caso, que nos digan cuál es el inconveniente, estamos dispuestos a dar pasos hacia adelante”, expresó. “Seguimos insistiendo, voluntad política tenemos”.
Apuntó que el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador planteó el diálogo en el marco de la ley y con respeto a la autonomía, sin solapar la corrupción al aclarar que en la mesa de diálogo no entran los procesos penales.
Reconoció que previo a hacer la reforma se requiere hacer una consulta a la comunidad universitaria.
“Hay una polémica, quién debe hacer la consulta, nosotros partimos de la convicción que le corresponde a los congresos”, dijo al insistir que la mesa de diálogo es necesaria para definir el proceso de reforma.
“No quisiera adelantar ninguna idea concreta, sino todavía seguirle apostando a la posibilidad de sentarnos a dialogar. Observo que evidentemente hay resistencia”, lamentó al insistir que la comunidad universitaria debe ser escuchada para reformar la Ley Orgánica de la UAS.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!