julio 16, 2024

La Secretaria María Inés Pérez Corral informo que durante el 2022 los integrantes de la mesa intersecretarial decidieron, con base en los comentarios de los afectados, que era mejor entregarles un terreno con servicios a un mayor número de personas, así podrían irse a vivir ahí de manera casi inmediata, y no esperar a tener dinero para construir viviendas para todos.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Culiacán, Sin.- Cerca de 400 familias de víctimas de desplazamiento forzado interno en Sinaloa ya tienen asignado un terreno con servicios para ir edificando su nueva vida, informó la Secretaria María Inés Pérez Corral.
La titular de la Secretaria de Bienestar y Desarrollo Sustentable informo que durante el 2022 los integrantes de la mesa intersecretarial y el comité de validación decidieron, con base en los comentarios de los afectados, que era mejor entregarles un terreno con servicios a un mayor número de personas, así podrían irse a vivir ahí de manera casi inmediata, y no esperar a tener dinero para construir viviendas para todos.
“Para la aplicación del recurso del 2022 debo señalar que se llevaron a cabo casi 400 acciones de vivienda, resultado de consultar a las víctimas donde señalaron que les gustaría tener lotes con servicios y así podrían empezar con la edificación de sus viviendas, de forma tal que dejarían de rentar y les daría un descanso en su economía”, comento.
Durante el ejercicio fiscal pasado se entregaron cartas de asignación para 108 familias en el municipio de Concordia, 135 más en Guasave y 133 en Sinaloa Municipio, además se inició con la recolección de documentos para asignar terrenos en Mazatlán.
Con los 60 millones de dinero etiquetado para ese año en víctimas de desplazamiento forzado interno, se realizaron acciones técnicas de preparación de terrenos para vivienda, previo a la entrega, tales como estudios hidrológicos, construcción de plataformas, redes de introducción de servicios como drenaje, alcantarillado, agua potable y energía eléctrica entre otros.
Además, se adquirió un predio más en el Estado de Sinaloa así como la escrituración, honorarios, se avaluó inmobiliario e impuestos sobre la adquisición de inmuebles, además de comprar el software para la actualización del registro de personas víctimas de desplazamiento forzado interno en el estado de Sinaloa.
También está pendiente ejercer recursos en la introducción de servicios del predio de la Pitahayita, en Culiacán, donde se están corriendo los tramites y autorizaciones por parte del cabildo del ayuntamiento.
Para el ejercicio fiscal 2023 se tiene autorizado un presupuesto de 70 millones de pesos, que en brevedad la comisión intersecretarial decidirá como se ejercerán, siempre escuchando las solicitudes de los afectados y buscando la mejor forma de eficientar el aprovechamiento de ese dinero.
Cabe destacar que estas obras son exclusivamente para personas que comprueban que son víctimas de desplazamiento forzado, es decir, que vivían en alguna población y que por violencia tuvieron que salir de ahí y perder su patrimonio, ya que el recurso está etiquetado por el Congreso del Estado para esa función solamente.