junio 20, 2024

Culiacán, Sin. -“Al otorgar el premio “Norma Corona Sapién” a la doctora Ofelia López Mejía, indígena mixteca, el Congreso del Estado de Sinaloa reconoce a los pueblos originarios y se reitera protagonista por la afirmación de los derechos de las comunidades indígenas”, expresó el diputado Feliciano Castro Meléndrez.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, emitió mensaje en la Sesión Solemne que se llevó a cabo este miércoles para entregar el premio Medalla de Honor “Dra. Norma Corona Sapién”, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

En la Sesión Solemne participaron los titulares de los poderes Ejecutivo y Judicial, Rubén Rocha Moya y Jesús Iván Chávez Rangel, respectivamente.

A la ganadora de la medalla, el diputado Feliciano Castro le expresó que está convocada a honrar el premio y el nombre de Norma Corona.

Norma Corona, resaltó, se volvió tierra el día que la mataron, y el silencio dejó de serlo, los derechos humanos son voces sonoras, son realidad, son ausencias, con luchas, son esperanzas.

Recordó que quien le da nombre al premio entregado fue una mujer de lucha por los derechos humanos, cuando luchar por éstos significaba poner la vida en peligro, y terminó siendo asesinada el 21 de mayo de 1990, lo cual obligó al gobierno del país a decretar en mayo de 1991 la creación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y luego la integración de las Comisiones Estatales de Derechos Humanos.

El premio Norma Corona Sapién, aseguró, honra la memoria de esta distinguida sinaloense y a la vez significa mantener en alto la bandera de los derechos humanos.

También, dijo, honra a Lourdes Martínez Huerta y María Isabel Landeros, mujeres de lucha asesinadas en los años setenta de la pasada centuria.

De quien recibe este premio, Ofelia López, expresó que es una mujer mixteca que encarna, en su faenar cotidiano, la lucha por los derechos humanos, microuniversos que condensan humanidad.

“Su vida –dijo—es un retrato de lucha. Para una mujer de cuna indígena, estudiar hasta graduarse con nivel doctorado, significa tejer, día a día, el sugerente verso de Octavio Paz: ‘la vida es un combate’, y representa el amor por la identidad indígena, el amor por su etnia, el amor por su lengua materna”.