julio 13, 2024

La titular de SEPyC asiste, en representación del gobernador al II Informe del rector de la UAIM, en Los Mochis
Los Mochis, Sin.- La Universidad Autónoma Indígena de México (UAIM) trasciende y se adapta, ahora con una demanda diversificada de comunidades étnicas, y con un modelo pedagógico propicio para situaciones educativas en ambientes de exclusión, de interacción socio-intercultural y a la vez, aprovecha al máximo las disponibilidades financieras, indicó Graciela Domínguez Nava, secretaria de Educación Pública y Cultura.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Lo anterior, al asistir con la representación del gobernador Rubén Rocha Moya a la ceremonia del II Informe de Actividades 2022-2023 de Ignacio Flores Ruiz, rector de la UAIM, en un acto presidido además por Jesús Rodolfo Cuadras Sainz, secretario del Consejo Universitario.

“Tenemos que entender los nuevos tiempos, y los nuevos tiempos no son para vulnerar la autonomía de ninguna universidad; es al contrario, por primera vez hay una preocupación de atender de manera integral todo nuestro sistema educativo, desde educación inicial hasta la universidad y en ese sentido seguiremos trabajando. En este contexto, reitero que la Universidad Autónoma Indígena de México está llamada a ser un elemento activo en la promoción de estos cambios deseables, para conformar, reconociendo la riqueza de nuestra diversidad cultural, una sociedad más inclusiva y justa”.

Añadió que, La obligación que marca la normatividad, de que, para que haya un cambio en las universidades autónomas y en las leyes que las rigen internamente tienen que ser consultadas, lo cual ya sucedió en Sinaloa, solamente que no en todas, pues en materia indígena ya se tiene experiencia de legislar atendiendo las consultas a las comunidades, sin violentar su autonomía ni autorregulación.

La UAIM, añadió, es una institución pública que tiene la gran misión de atender las necesidades de educación superior con una visión crítica, propositiva y plural con compromiso social y respeto a la diversidad cultural y es, sin duda, un proyecto institucional emblemático del sistema de educación superior del país y de Sinaloa, iniciado en 1982 como un programa de investigación antropológica con aplicación en la investigación y en la docencia, pero creada como institución pública en 2001.

A lo largo de 22 años, la UAIM ha hecho honor a su lema “Toda la gente, todos los pueblos”, al convertirse en una institución que atiende la formación de recursos humanos procedentes de comunidades indígenas de México, Latinoamérica y otras partes del mundo. Hoy, su cobertura educativa es también muy diversa, a través de las Unidades de Mochicahui, Choix y Los Mochis, con extensiones en Topolobampo, El Tajito Guasave y Valle del Carrizo, así como la Unidad virtual Los Mochis y una extensión en Villa Juárez, Navolato, que abrió en octubre pasado.

Durante su informe, Ignacio Flores Ruiz lamentó que la mayoría de los jóvenes indígenas de la región ya no hablan yoreme, lo cual es alarmante porque se va perdiendo la lengua.

También dijo que se busca un proyecto de licenciatura que ofrezca a los jóvenes un proceso de formación completo de manera que, al finalizar sus estudios, sean investigadores y académicos de la Universidad. Así mismo, dijo, se está avanzando en la gratuidad, incluso adelantándose a sus tiempos, con una visión avanzada.