junio 21, 2024

Gracias a que su hermana le donó uno de sus riñones, el joven de 27 años podrá retomar sus actividades cotidianas.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Culiacán, Sin. -Gracias a la gran capacidad de trabajadores y trabajadoras de la salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa y a un enorme amor fraternal y a la generosidad de una de sus hermanas, el joven Isael Martínez Lazo, recibió una nueva oportunidad de vida al realizársele un trasplante de riñón en el Hospital General Regional (HGR) No. 1.

El médico cirujano especialista en trasplante renal, Jorge Salazar Zambada, quien participó en la intervención al lado de un gran equipo multidisciplinario, señaló que el caso de Isael se había programado desde el mes de enero, pero a consecuencia de una fractura sufrida por el paciente su cirugía se había retrasado.

“Se realizó un trasplante de donador vivo relacionado. Su hermana fue quien le donó el riñón. Fue inmediata la respuesta. Casi casi cuando lo conectamos, como le donó su hermana el riesgo de rechazo es muy bajo, además de que se usaron los medicamentos que tenemos aquí en el Instituto para disminuir el riesgo de rechazo aún más”, enfatizó.

El cirujano especialista en trasplante renal y hepático informó que para el procedimiento de Isael fue necesaria la colaboración de todo un equipo multidisciplinario integrado por médicos, personal de enfermería, camilleros, trabajadores del laboratorio, nutricionistas, manejadores de alimentos, entre otras categorías.

Además señaló que se realizaron protocolos minuciosos para corroborar la compatibilidad entre la donante y el receptor a fin de aminorar al máximo los riesgos de rechazo del órgano trasplantado.

Por su parte el paciente comentó sentirse muy contento con el trasplante, ya que tenía casi cinco años en terapia sustitutiva de la función renal mediante hemodiálisis, lo que lo obligaba a acudir al hospital tres veces por semana, lo cual era agotador para él y para su familia.

“Ahorita estoy aquí porque me hicieron un trasplante renal, el cual salió muy bien, fue un éxito y pues me siento muy bien. Antes tenía que vivir en la hemodiálisis a la semana tres veces. Mi problema surgió así de la nada, no se supo por qué y desde el principio pues entré a hemodiálisis”, recordó.

Isael agradeció a todo el equipo de trabajadores de la salud y de las distintas categorías que intervinieron en su atención, desde la protocolización hasta la cirugía y posterior a ella, pero sobre todo a su hermana Lizbeth, quien fue la donadora del riñón que le fue trasplantado.

“Mi hermana me donó, es menor que yo, tiene 24 años, se llama Lizbeth. Fue un cambio muy bonito y me hizo muy feliz. Pues espero que siga funcionando todo bien, cuidarme, para que tenga el éxito que tiene en este momento”, comentó.

El paciente invitó a la sociedad en general a informarse y romper todos los tabúes que existen entorno a la donación y trasplante de órganos, ya que, dijo, existen personas que viven en un estado crítico esperando un órgano y que podrían tener una vida muy diferente si las donaciones fueran más frecuentes.

Por su parte el doctor Salazar Zambada hizo hincapié en que aún falta cultura acerca de la donación de órganos y tomar conciencia de que si el día de mañana una persona pierde la vida, sus órganos pueden dar vida a otras personas.

Por último, el IMSS invita a toda la población en general para ser donadores voluntarios de órganos y tejidos, los interesados pueden consultar la página de internet del Centro Nacional de Trasplantes: https://www.gob.mx/cenatra/ o visitar la página del IMSS http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos donde podrán registrarse como donadores voluntarios.